lunes, 19 de abril de 2010

los "Boreout" (aburridos) y los "Burn-out" (estresados). Simbiosis perfecta




Boreout término derivado de “bore” (aburrido en inglés) se utiliza para definir a los empleados que, sin apenas tener trabajo, simulan estar siempre muy ocupados e incluso estresados.

Burn-out término derivado de “burn” (quemado en inglés) se dice de los empleados que realmente están desbordados por estrés y exceso de trabajo.

En especial, cuando hay crisis en una empresa, ha presentado un ERE o está prevista una fusión, los empleados ven amenazados su puesto de trabajo y tratan de defenderlo con uñas y dientes.¿Cuál es la estrategia que seguirán? Cada uno optará por la más acorde a su forma de trabajar.


Existen los dos extremos.

-Los que están siempre hasta arriba de trabajo ”burn-out”:
En momentos difíciles o de cambios, las empresas acostumbran a sufrir un parón. Sea por un descenso en las ventas, sea porque a la espera de nuevas directrices, no se arrancan proyectos nuevos.
Los burn-out acusan este descenso en su bandeja de entrada y ante esta situación, lejos de bajar el ritmo y ponerse al día, se lanzan a acaparar cualquier papel que aterrice en la sección. Sienten pánico a perder su “status” de personas muy ocupadas, han de ser todavía más imprescindibles que en situaciones normales y eso sólo pueden lograrlo trabajando más, si cabe.

-Los que tienen poco trabajo “boreout”:
Su trabajo no les motiva, se sienten infrautilizados y especialmente aburridos. En situación normal ya experimentan este síndrome y lejos de poner remedio a esta situación, se las ingenian para fingir estar siempre ocupados. Cuando llega una crisis, explotarán su faceta de actor hasta límites insospechados. Como los burn-out ya se preocupan de que no tengan acceso a nuevas tareas, van a profundizar más en su papel de boreout. Montarán su paradita a modo de escenario, cuatro proyectos o incidencias pueden dar mucho de si, y con hábiles maniobras los pasarán de derecha a izquierda in “saecula saeculorum”.

Ambos forman una simbiosis perfecta, se retroalimentan y se toleran.

¿Pero y mientras tanto que ocurre con el resto del equipo? ¿Los habrá productivos en su término medio?. Los hay y sufrirán las consecuencias de esta simbiosis porque habrán de luchar mucho para mantener el equilibrio entre su productividad y  motivación  y no caer en ninguno de los dos extremos. Todo un reto.

Que tengáis un buen día.
Montse.

Referencia: El nuevo síndrome laboral Boreout de Philippe Rothlin y Peter R.Werder
votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes escribir un comentario.