miércoles, 17 de marzo de 2010

Empatía


“Ponerse en la piel del otro”.

La empatía la podemos centrar entre la“apatía” y la “simpatía”, que son dos polos opuestos.

La apatía es la ausencia de interés o de sentimiento hacia algo o alguien. “El no sentir” (El pasar de).

La simpatía se sitúa en el otro extremo “El sentir por”. Generalmente “la simpatía por “ nos hace caer en el sentimentalismo y la condescendencia, adhiriéndonos a los problemas del otro, pero no aportándole soluciones. Es el “pobrecito, que pena me das”.

La empatía es “El sentir con”

Implica una capacidad de experimentar los sentimientos de otra persona, pero sin perder la propia identidad. Mostrar una reacción hacia sus necesidades, pero sin verse afectado uno mismo.

La persona empática entiende el dolor de otra persona, pero no se deja afectar personalmente. Es sensible al dolor y desamparo, al miedo y al amor como si de él mismo se tratara, pero de forma objetiva y desde este punto reconduce situaciones.

Cuando una persona pierde la habilidad de separar sus propios sentimientos de las del otro, deja de ser empática.

Médicos, psicólogos, personal de rescate y cooperantes deben ser empáticos para cumplir correctamente con su cometido. Ser objetivos y actuar resolutivamente, pero transmitiendo al mismo tiempo apoyo y compresión.

Pero no solo en estas profesiones es importante ser empático.

Los mejores vendedores acostumbran a serlo. Generalmente, para efectuar sus operaciones no recurren a complicadas técnicas de venta, si no que se ven a ellos mismos como asesores de sus clientes y como tales, van a ayudarles en sus necesidades. Saben escuchar y estar atentos a las expresiones no verbales de sus interlocutores. Interpretan cualquier gesto, les hacen preguntas, quizás banales, pero que les dan información y los saben llevar a su terreno, porque verdaderamente sintonizan con ellos.

Los profesores con un buen nivel de empatía, consiguen extraer el máximo potencial de sus alumnos y que éstos obtengan mejores resultados.

Igualmente los profesionales con buenas dosis de empatía, consiguen más motivación en sus colaboradores y son considerados como muy “resolutivos” por sus superiores.

La empatía es llamada también inteligencia interpersonal en la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

Si queréis saber más os recomiendo leer mi artículo Multiplica tus inteligencias.

Que tengáis un buen día.
Montse

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes escribir un comentario.