martes, 30 de marzo de 2010

Hoy es domingo.¿Qué hago?




Todos anhelamos que llegue el fin de semana, poder llegar a casa, disponer del tan merecido tiempo libre y de aprovecharlo a tope. Pero ocurre demasiado a menudo que entonces no se tiene ni idea de que hacer y literalmente nos tiramos en el sofá.

Irónicamente, el trabajo nos resulta más sencillo vivirlo y disfrutarlo, porque hay metas, reglas y desafíos, El día a día nos va marcando el ritmo y nosotros vamos cumpliendo etapas. Pero el tiempo libre, no lo tenemos estructurado y requiere de un mayor esfuerzo para convertirse en algo que pueda disfrutarse. Las aficiones que exigen habilidad, los hábitos que imponen metas y límites, los intereses personales y la disciplina interior ayudan a que el ocio sea lo que se supone que es: una oportunidad para recrearse, descubrirse y disfrutar.

La tremenda industria que se ha montado alrededor del ocio está “diseñada” para ayudarnos a llenar estos ratos libres con experiencias y situaciones agradables. Pero la mayoría de las veces nos convertimos en meros espectadores de la vida sin sumergirnos en ella. En vez de usar nuestros propios recursos físicos y mentales, nos pasamos muchas horas viendo programas televisivos en que otros explican sus vidas, vemos como otros compiten en grandes estadios, en vez de componer música nos pasamos la mañana oyendo los últimos álbumes bajados de Internet, en vez de pintar vamos a ver la última exposición de un artista famoso.

Leer, escuchar música y visitar museos nos puede proporcionar disfrute en tanto nos interesemos realmente por lo que vemos o escuchamos. Con demasiada frecuencia, se recurre a estas visitas para ostentar de nuestro “status” y decir que “nosotros también lo hemos visto”, aunque no le hayamos prestado toda nuestra atención.

Estudios realizados indican que el tiempo de ocio es para muchas personas un problema, lo malgastan en actividades pasivas que les absorben energía psíquica, sin aportarles ningún beneficio, sintiéndose al final del día vacíos e insatisfechos.

Sácale máximo partido a tu tiempo libre. No lo malgastes. Disfrútalo a tope.

Haz deporte. Si no te interesas por ninguno en especial ves a correr o a caminar. Tu cuerpo y tu mente se beneficiarán.
.
Redescubre tus habilidades. Pinta, cocina o siembra un pequeño huerto. Los resultados te recompensarán.

Organiza salidas con tus amigos, una barbacoa, una excursión o una cena informal. Tus amistades se reforzarán.

Juega con tus hijos y ayúdales a descubrir sus habilidades. De mayores te lo agradecerán.

Que tengáis un buen día.
Montse.



Fuente referencia: Fluir de Csikszentmihalyi

votar

Leer más...

jueves, 25 de marzo de 2010

Lista por un día. Da un empujón extra a tu productividad.






¿Tienes una  mañana despejada? ¿Te han cancelado una reunión?.

Busca un sitio tranquilo y aprovecha hoy para descargar tu lista “Algún día/quizá”. Esta lista en la que van a parar todos tus “quisieras” y “debieras” y que, aunque, la revisas algunas veces, generalmente le añades cosas y no le restas ninguna.

Crea una nueva lista y llámale “Hoy es el día”.Si el nombre te parece cursi o largo, llámale simplemente "Hoy". Esta lista tiene fecha de caducidad y esta fecha es hoy mismo.

Aprovecha para actualizar “Algún día/quizá”. Tacha todo aquello que ya no prevés hacer, sea porque lo has resuelto o porque ya no te interesa.

Elige de las tareas a realizar una que pudieras iniciar y terminar hoy mismo. Si la hay, no tienes más que traspasarla a la nueva lista "Hoy es el día" y ponerte manos a la obra. Una vez realizada la acción, táchala.

Si no hay una acción que puedas terminar en el día, selecciona una que puedas iniciarla hoy y el resultado obtenido pasarlo a la lista de "proyectos" o "próximas acciones", nunca debe volver a "Algún día/quizá".

Si estás muy inspirado y puedes realizar más de una acción, sería fantástico.

Generalmente, no es tan fácil encontrar en “Algún día/quizá” una acción que se pueda empezar y acabar en veinticuatro horas, pero si la hay. es porque no debiera estar allí. Hazla y trabajo hecho. Por otra parte si has iniciado en firme uno de los “quisiera” o “debiera” que tenías en la lista desde hacía tiempo, ya has dado un paso de gigante.

Ahora  ya puedes romper tu “Hoy es el día”, está caducada.
Que hagáis una buena lista.
Montse

votar

Leer más...

domingo, 21 de marzo de 2010

Los trabajos de Sísifo


"Si sigues haciendo lo que estás haciendo, siempre conseguirás lo que estás consiguiendo".   (Stephen Covey)

Sísifo, según la mitología griega, fue condenado a eternamente hacer rodar una gran roca hasta la cima de una montaña, operación que repetía una y otra vez, pues un momento antes de llegar a la cima le faltaban las fuerzas y la piedra caía de nuevo.

Es frecuente que hagamos lo mismo que Sísifo. Insistir e insitir en repetir siempre una misma acción, sin que ésta nos dé el resultado esperado.

Cuando realizamos actos, experimentamos los resultados y a raíz de ellos tomamos decisiones, que a su vez, nos llevan a realizar nuevos actos.
Es un bucle de realimentación, de aprendizaje.
Así pues el aprendizaje consiste en tomar decisiones y modificar lo que hacemos en respuesta a la realimentación que recibimos.

¿Pero qué ocurre si no prestamos atención a la realimentación? No aprendemos. Y podremos seguir, igual que Sísifo, realizando una y otra vez las mismas cosas sin mejorar el resultado.

Un factor clave para el aprendizaje y la realimentación es la curiosidad. La curiosidad nos empuja a averiguar como y por qué funcionan las cosas  y nos ayuda a descubrir nuevas perspectivas a nuestros problemas. A veces, dar un paso atrás nos permite observar la situación desde varios ángulos y entonces se puede establecer una valoración totalmente nueva.

También es importante saber que no siempre los resultados son proporcionales al esfuerzo. Se puede conseguir un gran cambio a partir de un pequeño esfuerzo, si se conoce el  punto de palanca  y a la inversa si no se conoce el sistema en el que actuamos, se pueden hacer grandes esfuerzos sin obtener ningún resultado.

Por ello al perseguir un objetivo y no alcanzarlo, deberemos hacernos algunas preguntas:

¿Se basa nuestra acción en un hábito repetitivo o en una realimentación?
¿Sabemos exactamente lo que nos proponemos?
¿Cuáles han sido los resultados hasta ahora?
¿En que punto del proceso puedo ensayar un cambio ?.
¿Presto atención a otros puntos de vista o presuposiciones?
¿Ha mejorado el proceso desde que lo inicié por primera vez?

En definitiva, si algo no te funciona, prueba de hacer otra cosa.

¡Si lo hubiera sabido Sísifo!

Que tengáis un buen día.
Montse.


Fuente: Introducción al pensamiento sistémico  (J.O'Connor e I.McDermott)


votar

Leer más...

miércoles, 17 de marzo de 2010

Empatía


“Ponerse en la piel del otro”.

La empatía la podemos centrar entre la“apatía” y la “simpatía”, que son dos polos opuestos.

La apatía es la ausencia de interés o de sentimiento hacia algo o alguien. “El no sentir” (El pasar de).

La simpatía se sitúa en el otro extremo “El sentir por”. Generalmente “la simpatía por “ nos hace caer en el sentimentalismo y la condescendencia, adhiriéndonos a los problemas del otro, pero no aportándole soluciones. Es el “pobrecito, que pena me das”.

La empatía es “El sentir con”

Implica una capacidad de experimentar los sentimientos de otra persona, pero sin perder la propia identidad. Mostrar una reacción hacia sus necesidades, pero sin verse afectado uno mismo.

La persona empática entiende el dolor de otra persona, pero no se deja afectar personalmente. Es sensible al dolor y desamparo, al miedo y al amor como si de él mismo se tratara, pero de forma objetiva y desde este punto reconduce situaciones.

Cuando una persona pierde la habilidad de separar sus propios sentimientos de las del otro, deja de ser empática.

Médicos, psicólogos, personal de rescate y cooperantes deben ser empáticos para cumplir correctamente con su cometido. Ser objetivos y actuar resolutivamente, pero transmitiendo al mismo tiempo apoyo y compresión.

Pero no solo en estas profesiones es importante ser empático.

Los mejores vendedores acostumbran a serlo. Generalmente, para efectuar sus operaciones no recurren a complicadas técnicas de venta, si no que se ven a ellos mismos como asesores de sus clientes y como tales, van a ayudarles en sus necesidades. Saben escuchar y estar atentos a las expresiones no verbales de sus interlocutores. Interpretan cualquier gesto, les hacen preguntas, quizás banales, pero que les dan información y los saben llevar a su terreno, porque verdaderamente sintonizan con ellos.

Los profesores con un buen nivel de empatía, consiguen extraer el máximo potencial de sus alumnos y que éstos obtengan mejores resultados.

Igualmente los profesionales con buenas dosis de empatía, consiguen más motivación en sus colaboradores y son considerados como muy “resolutivos” por sus superiores.

La empatía es llamada también inteligencia interpersonal en la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

Si queréis saber más os recomiendo leer mi artículo Multiplica tus inteligencias.

Que tengáis un buen día.
Montse

votar

Leer más...

jueves, 11 de marzo de 2010

Las abejas usan GTD



Las abejas, consideradas las más productivas y organizadas del planeta. ¿Qué sistema usan?.


Recolectar:

Las abejas succionan el néctar de las flores y lo depositan en el buche que tienen en su tórax. También recolectan el polen, recogiéndolo en un recipiente que tienen en sus patas.

Procesar:

Una vez de vuelta a la colmena se inicia el proceso.

El néctar tiene una alta concentración de agua y azúcares y es depositado en las celdas hexagonales de los panales de cera y lentamente es sometido a un proceso de deshidratación produciéndose la miel.

La abeja almacena también, el polen en los panales, agrega sus enzimas, tapa este polen con una capa de miel a modo anaeróbico, y luego de unas semanas el polen se transforma en lo que los apicultores denominan pan de la abeja. Es el elemento básico de su dieta.

Organizar:

Dentro de la colmena hay una constante circulación, porque hay abejas que le entregan a otras el polen recogido. En ese sistema de intercambio también circulan sustancias químicas de abeja a abeja y son esas sustancias las que regulan la producción de las distintas clases sociales que conforman la colmena. Están organizadas en tres clases: Abeja reina, obreras y zánganos. Todos cumplen su desempeño. La reina produce huevos, las obreras trabajan y cuidan a la reina y los zánganos fecundan a ésta.

Revisar:

 Las obreras tienen otras muchas misiones aparte de recoger alimento y guardar la colmena. Pasan mucho tiempo limpiando la colmena y renovando el aire con las alas para refrescarla y ventilarla.

Hacer:

Las abejas construyen el panal con placas de cera secretada por unas glándulas situadas en su abdomen. La reina pondrá un huevo en cada celda y cuando las larvas salen del huevo son alimentadas con miel y polen y con las secreciones de las glándulas de algunas de las obreras. Las larvas ya desarrolladas son encerradas en una celda; cuando se han convertido en abejas adultas salen rompiendo la cubierta e inician el ciclo.

¿A qué sistema de productividad os recuerda?. Quizás usar GTD sea lo más natural del mundo.

Que tengáis un buen día.
Montse.



Referencias Wikipedia

votar

Leer más...

viernes, 5 de marzo de 2010

Creatividad


El “Copy and Paste” ya no nos sirve.

Políticos y empresarios hablan, a todas horas, de la necesidad actual de “ser creativos”, para conseguir nuevos puestos de trabajo o emprender un nuevo negocio.

Publicistas, diseñadores, artistas y escritores se autodefinen como “creativos”, pero actualmente ya no es exclusivo de estos sectores, el serlo. La competencia del mercado exige cada vez más rápidamente nuevos servicios, productos y profesiones.

La creatividad consiste en aportar algo nuevo, distinto, original a un proyecto, a una tarea o a cualquier situación. Añadir un valor diferenciador, por pequeño que éste sea.
El copiar y pegar ya no es útil porque ya hay muchos que solo copian y pegan .Si uno quiere posicionarse, ahora toca reinventarse.
Pero la inventiva no se puede enseñar, aunque sí se puede aprender. Romper con la rutina, es decir, romper con hacer siempre lo mismo o hacer más de lo mismo, es una forma de aprender. Un sujeto creativo rechaza las alternativas obvias y bucea en su propio conocimiento y en sus habilidades, hasta encontrar algo que funcione mejor o sea más eficaz.

El creativo visualiza los problemas desde prismas diferentes, utiliza el pensamiento lateral  para hallar soluciones y elabora particularmente sus proyectos, añadiendo elementos o detalles a ideas nuevas o que ya existen.

¿Pero cómo se hace para ser creativo? ¿Yo puedo serlo?

Potencia las cualidades más comunes entre las personas creativas:


Ten confianza en ti mismo.
Las personas con buenas dosis de creatividad están seguras de su  propia capacidad de evaluación. No  temen presentar sus ideas ni a hacer el ridículo. 
Educa tus valores éticos y estéticos.
Estar informado, leer, visitar exposiciones y formarse continuamente nos ayuda a tener criterio propio.
Flexibilidad en obtención de respuestas.
Ejercítate en ver varias alternativas a un mismo problema. Emplea el pensamiento lateral.
Alta capacidad de asociación.
Practica el "Brainstorming", apareja y asocia conceptos e ideas parecidas, que surjan de tus “lluvias de ideas”.
Finura de percepción .
Presta atención a las diferencias y matices de las cosas.
Capacidad intuitiva.
Escucha a tu instinto y a tus emociones.
Imaginación.
Visualiza nuevas alternativas a situaciones presentes o futuras.
Soltura y libertad.
Libérate de prejuicios.
Entusiasmo.
Cree en tus proyectos y lucha por ellos.
Tenacidad.
Sé constante. No todo sale a la primera.

Y por último, intenta evitar las actuaciones propias de los "no creativos":
Racionalismo extremo.
No seas tan cuadriculado, da un poco de rienda suelta a la imaginación.
Enfoque superficial.
Profundiza más en las posibilidades de un proyecto.
Falta de confianza.
Sé tu principal evaluador, valida tu propio trabajo según tu propio criterio.
Motivación reducida.
Apasiónate por lo que haces.
Capacidad deficiente para escuchar.
Estate atento a las sugerencias y necesidades de los demás, son oportunidades para desarrollar tu creatividad.
Espíritu no crítico, no observador.
Fíjate en tu entorno, evalúa y piensa que puedes mejorar.

Afila el lápiz en todo lo que hagas, incluso en las tareas más simples y monótonas puedes añadir un granito de originalidad, seguro que se te ocurrirá algún modo.

Que tengáis un buen día.
Montse


Referencia:Wikipedia

votar

Leer más...

lunes, 1 de marzo de 2010

Workaholics. Adictos al trabajo




A veces "adicción",  a veces "evasión".

El workaholism define conductas de dependencia al trabajo, a las nuevas tecnologías y a Internet. Un workahólico es una persona apasionada y adicta a su trabajo de manera patológica.

A veces, no se trata de una verdadera “adicción” si no de una “evasión”.

 Hay personas que se sienten más cómodas entre las paredes de su despacho o engrasando piezas en su taller, que regresando pronto a casa. Quizás su relación con su pareja es conflictiva, sus hijos gritan mucho, convive con una suegra chinchosa o simplemente llega a casa y nadie le espera. No hay nada más que decir, o se replantea su vida personal o ya está cómodo en esta situación.

El problema surge cuando se trata de una verdadera adicción.

La inseguridad en el trabajo, el deseo de ascender, la competencia entre el equipo, el poco reconocimiento laboral y determinadas políticas de empresa favorecen el workaholism.

Los primeros síntomas son elogiados por todos. Ser trabajador está muy bien visto y quien los padece obtiene buenas críticas de sus jefes y familia. A medida que el tiempo pasa y la persona se vuelve irascible, no delega ninguna tarea y realiza jornadas maratonianas, estos elogios se convierten en problemas. Familiares, amigos y compañeros de trabajo recriminan esta conducta, lo cuál, a su vez, incide en que la persona se aísle más en sus tareas y desarrolle más adicción,  incluso  llegue a enfermar. En este caso, la consulta a un especialista o psicológo será de gran ayuda.

La mejor prevención del workaholism se debería realizar desde la misma empresa, implementando  políticas de:
-Transparencia de objetivos y asignación de tareas.
-No fomentar el “full time”.
-Evitar convocar reuniones muy extensas y  fuera de horarios.
-Mantener una buena comunicación ascendente-descendente.
-Potenciar la evaluación por resultados.
-Dar escasa  relevancia a indicadores como asistencia, puntualidad o número de horas empleadas.

Pero es uno mismo quien más lo debe prevenir:
-Cuida tus relaciones de pareja, tu familia y amigos.
-Sé estricto con tu horario de trabajo.
-Si tienes móvil de empresa, acostumbra a desconectarlo los fines de semana.
-Practica algún deporte o apúntate a un gimnasio.
-Evita el "multitasking", las consultas compulsivas a Internet y a tu correo electrónico.
-Márcate timmings para tus tareas y cúmplelos.

Y sobre todo, ten seguridad en ti mismo. Da siempre lo mejor de ti, pero en las dosis adecuadas.

Que tengáis un buen día.
Montse

Leer más...