domingo, 27 de noviembre de 2011

Comerse el elefante




Supongamos que tu tarea consistiera en contar mil hojas de papel, mientras estás sujeto a interrupciones periódicas de clientes o de llamadas telefónicas. Habrá muchas posibilidades de que en una interrupción pierdas la cuenta y tengas que volver a empezar de nuevo. ¡Y esto te puede ocurrir varias veces! Algo tan sencillo como contar hojas puede resultar un trabajo abrumador y frustrante.


Pero esto ocurrirá si te planteas contar las mil hojas en una secuencia única. Sin embargo, si las hojas las juntas en grupitos de 10 y luego éstos grupos de 10 los juntas en grupos de 100, el recuento se te hará mucho más fácil, primero sólo deberás de preocuparte de cada “subsistema” de 10, y luego de cada “subsistema de 100” , lo cual te resulta mucho más relajado y asumible. La probabilidad de completar el conteo con éxito, será mucho más elevada.

Dividir una tarea compleja en fragmentos pequeños, factibles y concretos nos permite divisar el horizonte del éxito a corto plazo, lo cuál nos genera confianza y optimismo. Conseguir un pequeño logro nos motiva para un intento de cumplir con otro pequeño logro.

Patricia Ramírez, psicóloga del Betis balompié y de diversos ciclistas y maratonianos, explica que algunos deportistas que han de recorrer largas distancias, se motivan con metas parciales pequeñas que los acercan al objetivo final. Por ejemplo si se trata de completar 50 Kilómetros corriendo, una buena táctica psicológica es subdividir la distancia total en cinco tramos de 10 kilómetros y concentrarse cada etapa en una cosa distinta (el primer tramo en la técnica, el segundo en la respiración, etc.).

Uno de los fines de la planificación es definir cada una de las distintas etapas de un proyecto, para que todas sean visibles y alcanzables. Cada etapa superada, es un pequeño triunfo que nos alienta a seguir adelante.

Tener claro cuál es la próxima acción física a realizar es la clave para seguir centrados en el objetivo.

El alpinista no se concentra en la meta final de alcanzar la cima sino en la tarea inmediata de hacer el siguiente movimiento para ir ascendiendo, sin caerse. El jugador de ajedrez se concentra no en ganar la partida sino en  mover la ficha adecuada  para conseguir la posición más estratégica .

Comerse un elefante no es imposible, se trata de partirlo en porciones digeribles e ir masticando, una a una.

Que tengáis buen provecho.

Montse   

Otros artículos que te pueden gustar:
votar

15 comentarios:

  1. Divide y triunfarás!

    Saludos


    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Flexibilidad es el nombre del juego

    ResponderEliminar
  2. Nos planteamos grandes metas que terminamos no cumpliendo.

    ¡Gracias por el post!!

    Saludos
    Mar

    ResponderEliminar
  3. @Anónimo: ¡Gracias por tu aportación! Deseo pases más veces por el blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. @Mar Escribano: Las grandes metas hay que dividirlas en metas parciales para no perdernos en el camino.¡Gracias por tu aportación! Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Tomar en cuenta que esta generación del siglo XXI, vive en estrés por la competencia light. Buena recomendación.
    Saludos.

    Te lo tomo prestado.

    ResponderEliminar
  6. En esta generación light siglo XXI, la competencia empuja al todo y luego las partes.

    Saludos.
    Lo tomo prestado.

    ResponderEliminar
  7. @Carlos reyes: ¡Gracias por tu aportación! Espero pases más veces por el blog. Toma lo que quieras prestado, mejor dicho quédate con lo que quieras.
    Está ahí para compartir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Montse, un agrado leerte, te sigo hace tiempo pero no había comentado nunca en tu blog.
    Como comentas es importante dividir los proyectos, hasta que uno pueda tener el control de cada subproyecto. Así es mas fácil identificar la próxima acción de cada subproyecto.

    me gustaría saber si tienes algún truco para subdividir los grandes proyectos...

    pd: muy buena foto de la entrada...

    ResponderEliminar
  9. Como decía mi abuelo: "Manta a manta la viña no es tanta".
    Aclaración: Antes se cavaba a brazo una extensión grande de terreno pero se podía ir subdividiendo mentalmente en trocitos pequeños (la extensión que ocupa una manta).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. @notefaltatiempo: Julio gracias por comentar en el blog. Los grandes proyectos hay que planificarlos por etapas, como todos. El proyecto más grande es sin duda el proyecto de vida. Algo que muchos procrastinamos de realizar y es el más grande e importante.Enhorabuena por tu blog. Te deseo muchos éxitos hablando sobre GTD y productividad. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  11. @Luís José:! Ah, no lo había oido! Nuestros abuelos ya sabían un rato de planificar. Un abrazo, Luís José

    ResponderEliminar
  12. Hola,
    Acabo de entrar en tú blog y perfil y me parece muy interesante lo que escribes, prometo visitarte a menudo ¡ánimo¡ necesitamos gente como tú que aunque retirados de su actividad laboral siguen compartiendo sus conocimientos con otros.
    Un cordial saludo.
    Gloria
    http://psicologiavivirmejor.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. @Gloria M.Ayala
    Muchas gracias Gloria. La verdad es que escribir y recibir comentarios como el tuyo me resulta muy gratificante. Me encanta todo lo relacionado con la psicología y el desarrollo personal, por lo que me pasaré también por tu blog.¡Nos leemos!
    Un cordial saludo
    Montse

    ResponderEliminar
  14. hola montse, nunca antes habia estado en esta pagina , que me parece
    increible, lo explicas todo de una manera sumamente interesante y facil, sobretodo la metafora "comerse a un elefante"
    FANTASTICA.
    aprendo muchisimo contigo , tus observaciones, explicaciones
    GRACIAS MIL
    LEA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @Anónimo. Muchas gracias por tu comentario. Intento siempre que cada artículo aporte positivismo y alguna enseñanza.El objetivo del blog es facilitar herramientas para mejorar nuestros hábitos y optimizar nuestros recursos. Espero te pases más veces por él. Saludos.

      Eliminar

Puedes escribir un comentario.