domingo, 31 de enero de 2010

Multiplica tus inteligencias



Hasta hace poco se consideraba la inteligencia algo innato e inamovible. Se nacía inteligente o no y la educación no podía cambiar este hecho.


Howard Gardner define la inteligencia como la "capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas". y propone su teoría de las  inteligencias multiples

A la hora de desenvolverse en la vida no basta con tener un gran expediente académico. Hay gente de gran capacidad intelectual pero incapaz de, por ejemplo, elegir ya bien a sus amigos; por el contrario, hay gente menos brillante en el colegio que triunfa en el mundo de los negocios o en su vida personal. Triunfar en los negocios, o en los deportes, requiere ser inteligente, pero en cada campo se utiliza un tipo de inteligencia distinto. No mejor ni peor, pero sí distinto. Dicho de otro modo, Einstein no es más ni menos inteligente que Michael Jordan, simplemente sus inteligencias pertenecen a campos diferentes.

Definir la inteligencia como una capacidad la convierte en una destreza que se puede desarrollar. Gardner no niega el componente genético, pero sostiene que esas potencialidades se van a desarrollar de una u otra manera dependiendo del medio ambiente, las experiencias vividas, la educación recibida, etc.

Ningún deportista de élite llega a la cima sin entrenar, por buenas que sean sus cualidades naturales. Lo mismo se puede decir de los matemáticos, los poetas, o de la gente emocionalmente inteligente. Debido a eso, según el modelo propuesto por Howard Gardner todos los seres humanos están capacitados para el amplio desarrollo de su inteligencia. Howard Gardner añade que así como hay muchos tipos de problemas que resolver, también hay muchos tipos de inteligencia. Hasta la fecha Howard Gardner y su equipo de la Universidad Harvard han identificado ocho tipos distintos:

Inteligencia lingüística: la que tienen los escritores, los poetas, los buenos redactores. Utiliza ambos hemisferios.

Inteligencia lógica-matemática: utilizada para resolver problemas de lógica y matemáticas. Es la inteligencia que tienen los científicos. Se corresponde con el modo de pensamiento del hemisferio lógico y con lo que la cultura occidental ha considerado siempre como la única inteligencia.

Inteligencia espacial: consiste en formar un modelo mental del mundo en tres dimensiones; es la inteligencia que tienen los marineros, pilotos, ingenieros, cirujanos, escultores, arquitectos, decoradores y diseñadores.

Inteligencia musical: permite desenvolverse adecuadamente a cantantes, compositores y músicos.

Inteligencia corporal-cinestésica: o capacidad de utilizar el propio cuerpo para realizar actividades o resolver problemas. Es la inteligencia de los deportistas, artesanos, cirujanos y bailarines.

Inteligencia intrapersonal: permite entenderse a sí mismo y a los demás; se la suele encontrar en los buenos vendedores, políticos, profesores o terapeutas.

Inteligencia interpersonal: es la inteligencia que tiene que ver con la capacidad de entender a otras personas y trabajar con ellas; se la suele encontrar en políticos, profesores, psicólogos y administradores.

Inteligencia naturalista: utilizada cuando se observa y estudia la naturaleza, con el motivo de saber organizar, clasificar y ordenar. Es la que demuestran los biólogos o los herbolarios.

Para potenciar nuestras inteligencias en todos los ámbitos debemos saber cuáles tenemos más desarrolladas y cuáles no.

Os invito a hacer este test. En él podréis ver que clase de inteligencia es la que más os caracteriza.

• Escribe en una hoja cada una de las respuestas que crees que se adapta más a ti. Un total de 4 en cualquiera de las categorías indica el tipo de inteligencia y habilidad.

• 1. Prefiero hacer un mapa que explicarle a alguien como tiene que llegar.

• 2. Si estoy enojado(a) o contento (a) generalmente sé exactamente por qué.

• 3. Sé tocar (o antes sabía tocar) un instrumento musical.

• 4. Asocio la música con mis estados de ánimo.

• 5. Puedo sumar o multiplicar mentalmente con mucha rapidez

• 6. Puedo ayudar a un amigo a manejar sus sentimientos porque yo lo pude hacer antes en a sentimientos  parecidos.
          
• 7. Me gusta trabajar con calculadoras y computadores.

• 8. Aprendo rápido a bailar un baile nuevo

• 9. No me es difícil decir lo que pienso en el curso de una discusión o debate.

• 10. Disfruto de una buena charla, discurso o sermón.

• 11. Siempre distingo el norte del sur, esté donde esté.

• 12. Me gusta reunir grupos de personas en una fiesta o en un evento especial.

• 13. La vida me parece vacía sin música.

• 14. Siempre entiendo los gráficos que vienen en las instrucciones de equipos o instrumentos.

• 15. Me gusta hacer puzzles y entretenerme con juegos electrónicos

• 16. Me fue fácil aprender a andar en bicicleta. ( o patines)

• 17. Me enojo cuando oigo una discusión o una afirmación que parece ilógica.

• 18. Soy capaz de convencer a otros que sigan mis planes

• 19. Tengo buen sentido de equilibrio y coordinación.

• 20. Con frecuencia veo configuraciones y relaciones entre números con más rapidez y facilidad que otros.

• 21. Me gusta construir modelos ( o hacer esculturas)

• 22. Tengo agudeza para encontrar el significado de las palabras.

• 23. Puedo mirar un objeto de una manera y con la misma facilidad verlo.

• 24. Con frecuencia hago la conexión entre una pieza  de música y algún evento de mi vida.

• 25. Me gusta trabajar con números y figuras

• 26. Me gusta sentarme silenciosamente y reflexionar sobre mis sentimientos íntimos.

• 27. Con sólo mirar la forma de construcciones y estructuras me siento a gusto.

• 28. Me gusta tararear, silbar y cantar en la ducha o cuando estoy sola.

• 29. Soy bueno(a) para el atletismo.

• 30. Me gusta escribir cartas detalladas a mis amigos.

• 31. Generalmente me doy cuenta de la expresión que tengo en la cara

• 32. Me doy cuenta de las expresiones en la cara de otras personas.

• 33. Me mantengo “en contacto” con mis estados de ánimo. No me cuesta identificarlos.

• 34. Me doy cuenta de los estados de ánimo de otros.

• 35. Me doy cuenta bastante bien de lo que otros piensan de mí.

HOJA DE PROCESAMIENTOHaga un círculo en cada uno de los ítems que señaló como verdaderos. Sume los totales. Un total de 4 en cualquiera de las categorías indica el tipo de inteligencia y habilidad.

A: 9 - 10 - 17 - 22 - 30-   
Inteligencia Verbal/Lingüistica

B:
5 - 7 - 15 - 20 - 25 -     
Inteligencia Lógico/ Matemática

C
: 1 - 11 - 14 - 23 - 27-    
Inteligencia Visual/Espacial

D
: 8 - 16 - 19 - 21 - 29 -  
Inteligencia Kinestésica/Corporal

E
: 3 - 4 - 13 - 24 - 28-      
Inteligencia Musical/ Rítmica

F
: 2 - 6 - 26- 31 - 33 -     
Inteligencia Intrapersonal
G: 12 - 18 - 32 - 34 - 35 -
Inteligencia Interpersonal


 Conocernos, saber en que campos nos desenvolvemos mejor y en cuales peor nos ayuda a potenciar nuestras habilidades y a mejorar en las que cojeamos.

Si eres bueno en matemáticas estudia ingeniería, pero haz también deporte y escucha música. Si eres un “manitas”, serás un buen carpintero, fontanero o albañil, pero no dejes de leer o de hacer sudokus.

Que tengáis un buen día.

Montse.

fuentes :Wikipedia
             psicodocentes.blogspot.

Leer más...

miércoles, 27 de enero de 2010

Una de las leyes de la simplicidad: Emoción




Ley Nº 7.-  Emoción:  más emoción es mejor que menos.

John Maeda es un gurú de la simplicidad de reconocido prestigio internacional. Profesor, tecnólogo y artista digital, John Maeda ha dedicado toda su vida a estudiar qué características tienen las cosas simples. El resultado, parcial, de toda esa búsqueda ha quedado condensado en un libro llamado Las Leyes de la Simplicidad.

Maeda explica en apenas 100 páginas lo que piensa sobre la simplicidad. Lo hace de manera sencilla y amena y propone  diez leyes:

1.-Reducir 2.-Organizar 3.-Tiempo 4.-Aprendizaje 5.-Diferencias 6.-Contexto. 7.-Emoción 8.-Confianza 9.-Fracaso y
10.-La única: La simplicidad consiste en sustraer lo que es obvio y añadir lo específico.

Recomiendo la lectura de este libro a cualquier persona que quiera ahondar en el tema de la simplicidad, aunque se refiere casi específicamente al diseño, estas leyes pueden aplicarse a muchas facetas de la vida.

En este artículo mencionaré la séptima Ley.

Ley Nº 7.-  Emoción:  más emoción es mejor que menos.

Desde un punto de vista racional, la simplicidad tiene un sentido económico. Los objetos simples son más fáciles y menos costosos de fabricar y por tanto pueden venderse a precios bajos y atractivos. El consumidor sobrio puede estar conforme, no obstante un fuerte sentimiento de autoafirmación domina a los seres humanos y muchas de las decisiones que tomamos no sólo se rigen por la lógica.

Llenar de emoción un producto puede requerir alejarse de la simplicidad, para introducir nuevos niveles de significado. Hay personas que eligen productos sencillos y minimalistas, como algunos móviles o un iPod, y lo primero que hacen es personalizarlos, con pegatinas, fundas y todo tipo de accesorios. Dotar de sentimiento y emoción a un objeto es una característica muy humana

En los últimos años, muchas campañas de marketing se han centrado casi exclusivamente en comunicar emociones, olvidando los aspectos racionales. El reto es mantener el nivel emocional, aunándolo con un enfoque más simple y directo.

La emoción puede parecer un elemento colateral, pero supone un impulsor de primera magnitud hacia la simplicidad, porque genera un foco de atención en el proceso, iluminándolo. La emoción genera impulso, acción, desarrollo y respuesta proactiva.

Es frecuente que en los e-mails, comentarios en blogs y mensajitos en twitter se termine la frase con una carita ;-) ;-o) , [-D, ^_^ y muchas más .Es la expresión de un estado de ánimo, un gesto simpático.

La inteligencia emocional constituye hoy en día una importante faceta de los políticos y la expresión de la emoción ya no se ve como una debilidad, sino como un rasgo humano deseable con el que todos podemos identificarnos de inmediato. Nuestra sociedad, nuestros sistemas y nuestros objetos requieren un compromiso activo con el cuidado, la atención y el sentimiento.

Imprimir emoción a nuestra actividad diaria es importante y no está reñida con la simplicidad, si no que la potencia y le añade valor.

Haz que cada tarea que inicies transmita emoción.

Una frase personalizada, junto con tu firma de puño y letra, le da un “toque” a una circular impresa que produce emoción a quien la recibe.

Cuida los detalles, llama a las personas por sus nombres (hay reglas nemotécnicas excelentes) .Nada  emociona más a una persona que oír su nombre.

Sé sencillo, pero no frío.


Que tengáis un buen día.
Montse                                        

 fuentes: libro Las leyes de la simplicidad de John Maeda

Leer más...

viernes, 22 de enero de 2010

Como se mide la productividad



El problema empieza por definir que es realmente la productividad. Aunque el concepto está ampliamente difundido, pocos tienen claro a que se refiere exactamente y mucho menos como se mide. De forma simplista podemos decir que algo es productivo cuando es útil o genera un resultado favorable. “Aumentar la productividad” sería producir lo “mismo con menos” o incluso “hacer más con menos”.

Las empresas se muestran preocupadas por establecer parámetros que permitan medir el incremento de las ventas y la rentabilidad de sus organizaciones. A la hora de establecer indicadores para medir las productividades individuales surgen distintas posiciones y para unos sectores es más fácil implementarlos que en otros.

En el sector industrial resulta relativamente fácil apoyarse en técnicas taylorianas para medir tiempos y movimientos. Ejemplo: fabricación número de piezas/espacio de tiempo.

Evaluar al personal de ventas y ejecutivos de negocio aún es fácil, pues sus resultados son tangibles.
El problema surge al intentar evaluar el aporte de los demás miembros de la organización a los resultados.

Para llenar este vacío usualmente se recurre al establecimiento de indicadores que miden la asistencia, puntualidad, actitud en el trabajo y aprovechamiento del tiempo.

Cada vez más las empresas, sobre todo grandes y multinacionales, implementan programas que les permiten tener información exhaustiva de cómo se mueve cada individuo dentro de la organización. Estos sistemas les sirven para evaluar la productividad del personal y establecer unos incentivos, pero también es una potente arma de control.

Desde el primer clic al iniciar la sesión del día en su terminal, todo queda registrado.
Las aplicaciones que se utilizan, el tiempo que se emplea, los espacios en que no se hace nada. Las consultas a Internet, las llamadas telefónicas, las ausencias y las horas “extras”. Todo, todo queda cuantificado y no siempre nos beneficia.

Muchas veces los índices de valoración no son justos, pues se nos mide para obtener unos resultados y en la práctica se nos obliga a efectuar otras tareas distintas que nos impiden llegar a los objetivos establecidos. Por ejemplo, un gestor de negocio que deba dedicarse a las ventas y que su jefe le obligue a que prepare todos los informes de la sección, restándole tiempo para gestionar a sus clientes. Seguramente, a fin de año le dirán que sus ventas han bajado y no se acordarán que empleó mucho tiempo en hacer informes.

También hay el caso contrario, verdaderos especialistas en hacer trabajar los contadores a su favor. Saben todas las triquiñuelas para que aumente su índice de productividad, aunque esto no se ajuste verdaderamente a la realidad. Ejemplo: Si hay un índice que mide el número de pedidos, se las arreglan por facturar a un cliente dos pedidos de 100 euros en vez de uno de 200. Si este mes han hecho el objetivo de ventas, no entran ningún pedido más hasta el mes siguiente, etc. etc.

Lo que si está claro es que “calentar la silla” solamente, ya no sirve.

Que tengáis un buen día.
Montse

Referencia:¿cómo medir la productividad?
http://www.zeusconsult.com.mx/artproductividad.htm

Leer más...

miércoles, 20 de enero de 2010

Menos gastar más invertir





No a todo el mundo le cunde igual el dinero.

Vemos personas con un módico nivel de ingresos que llevan una buena calidad de vida y otros con ingresos superiores sufriendo para llegar a fin de mes.
¿En qué se diferencia su forma de emplear el dinero?

La diferencia puede estar en que unos gastan más y los otros invierten.

Definiciones:

Gasto: cantidad de dinero empleada en la gestión de un negocio o economía doméstica que no añade valor a sus activos.

Inversión: cantidad de dinero empleada en adquirir un activo con el fin de obtener unos ingresos o beneficios en el futuro.

Intentemos controlar todos aquellos gastos inútiles que son como echar el dinero por el inodoro.

- Procura pagar a final de mes, la totalidad tus compras realizadas con tarjeta de crédito. No te cobrarán nada. De lo contrario, los intereses por pago aplazado en tarjeta, son elevados y los vas arrastrando de mes a mes.

- Vigila la tarifa que se le está aplicando a tu móvil, quizás no sea la más conveniente y estés pagando casi el doble por llamada.

- Revisa a menudo, los extractos de tus cuentas. Un despiste puede ocasionarte un descubierto y éstos se cobran al 29% y si tardas bastantes días en cubrir, la comisión de reclamación puede ser de mínimo 30 euros.

- Fíjate en que recibos te han cobrado, si se trata de un error sólo tienes unos días para devolverlos.

- Hay carnets y tarjetas de entidades que con sólo presentarlas te hacen un descuento. No lo subestimes, un 5% de 60 euros son 3 euros y a ti solo te supone saberlo y mostrarlo.

- No pidas un crédito a largo plazo para un gasto a corto. Por ejemplo: pedir un crédito a tres años para unas vacaciones de quince días. Tu álbum de recuerdos del viaje estará amarillo y tú seguirás pagando.

- Cuida la intendencia, fecha caducidad alimentos , grifos y luces abiertos solo cuando se necesiten, etc..

Intentemos invertir, sacarle más provecho a nuestros ingresos:


- Pon tu dinero a trabajar:
Si tienes algo ahorrado y no lo precisas de inmediato, abre una libreta a plazo a tres o seis meses a interés fijo. La rentabilidad es mayor que la de tu cuenta corriente y no corres ningún riesgo.
Si tienes mucho dinero, que te asesore un gestor financiero de confianza, él te orientará sobre que productos te interesan.
Entérate de qué desgrava y que no para tu declaración de la renta.

- No compres nada precipitadamente. Informate de precios y prestaciones y recuerda que lo barato normalmente resulta ser caro.

- A no ser que tú seas constructor o un buen albañil , no compres una casa hecha pedazos porque es muy barata. La rehabilitación te puede resultar muy costosa y lenta.

- Ten un buen fondo de armario: un buen abrigo clásico y unos buenos zapatos te sacarán de muchos apuros. Si te sale un compromiso no tendrás que salir corriendo a comprar caro y mal.

- Invierte en salud: si eres socio de un gimnasio ves asiduamente, sino date de baja.

Y sobre todo sé sensato, tus gastos nunca pueden ser superiores a tus ingresos.

Que tengáis un buen día.
Montse.

Leer más...

viernes, 15 de enero de 2010

VACIAR



Lao-Tsé, filósofo chino, definía la importancia del vacío:

"Treinta radios convergen en el centro de una rueda, pero es su vacío lo que hace útil al carro.
 Se moldea la arcilla para hacer la vasija, pero de su vacío depende el uso del recipiente.
Se abren puertas y ventanas en los muros de una casa, y es el vacío lo que permite habitarla.
En el ser centramos nuestro interés, pero del no-ser depende la utilidad."

Sin vacío no hay movimiento, no podemos fluir y nos estancamos.


Es importante VACIAR,  dejar espacio libre, para poder acoger nuevas cosas, nuevas ideas, nuevos proyectos.
Este VACIAR debe ser constante, un hábito.

Vacía diariamente tu bandeja de entrada, tu escritorio de papeles inútiles, tu papelera y tu cubo de basura.
Actualiza tu armario, dona todo lo que no usas y tira todo lo inútil o roto.

Vacía tú mente de ideas obsesivas, rencores y culpas. Haz diariamente un RESET.
No es fácil desprenderse de pensamientos repetitivos y negativos. pero su toxicidad  todos la conocemos:
Insomnio, cefaleas, ansiedad......
Sé  más pragmático, lo que no puedas resolver o lo aceptas o te olvidas.

Me voy a vaciar mi bandeja de entrada.
Que tengáis un buen día.
Montse

Leer más...

miércoles, 13 de enero de 2010

COMO HACER QUE LA GENTE HAGA COSAS


Eres un Alto cargo?, un Jefe de sección?, el Presidente de una Comunidad? o/y simplemente un padre de familia?.

Como te las arreglas para que la gente haga cosas?

En primer lugar, debes saber que los humanos nos movemos por dos cosas:

Motivo:    Variable que desde el interior nos impulsa a la acción.
Incentivo:  Factor externo que provoca un comportamiento para  obtener un   beneficio o evitar un daño.

Si quieres que alguien haga algo:
1º.-  Pídeselo:
-Si esperas que un cliente te compre, pídeselo.
-Si necesitas que un empleado haga un informe, pídeselo.
-Si quieres que tu hijo mantenga en orden sus cosas, pídeselo 

Cuando alguien te pide personalmente  algo "concreto" es más fácil que lo hagas.

2º.- Explica porqué lo pides:
- Comunica e informa.
- Implica en el proyecto.
- Crea "ilusión" en el mismo

3º- Incentiva:
-Toda acción bien ejecutada debe ser incentivada. (Las acciones mal ejecutadas, también. aunque sea con la ausencia de incentivo)
Ha de crear en la persona que la ejecuta un beneficio ya sea emocional o tangible


No olvides. En cualquier negocio deben ganar ambas partes.

Que tengáis un buen día.
Montse

Leer más...

viernes, 8 de enero de 2010

ESCUCHAR EL SILENCIO



Una de las obras más sorprendentes de la Historia de la Música Occidental es  la composición titulada 4´33" de John Cage
Se trata de una pieza musical en la que se nos invita a escuchar el silencio, esto es, los minúsculos sonidos que nos rodean continuamente.

¿Y cómo se puede componer una obra musical sin sonidos? Parece un contrasentido, sí, pero no lo es. Es una obra de esas que pertenecen a la corriente de arte indeterminado: en ella se nos pide que, durante cuatro minutos y treinta y tres segundos, agudicemos el oído, que busquemos todos esos sonidos casi imperceptibles de nuestro alrededor, esa cantidad de sonidos sutiles y tenues generados sin querer por la gente que nos rodea (respiraciones, suspiros, gruñidos), por la materia inerte del mobiliario (el susurro del aire acondicionado, el ventilador que gira, crujido de sillas, el frufrú de una cortina agitada por el viento) o incluso los sonidos del exterior del auditorio (pasos de gente por la calle, tráfico rodado, murmullo de la brisa entre los árboles, lluvia, borboteo de un arroyo, canto de un pájaro…) todos esos sonidos que forman parte de lo que denominamos sonido ambiente y que es lo que, con los ojos cerrados, hace que reconozcamos el lugar y la hora en la que estamos.

Es el azar el que determina en cada momento lo que escuchamos cuando escuchamos el silencio. John Cage únicamente nos invita que le prestemos atención. A que seamos conscientes de que existe un montón de sonidos de esos que no se pueden escribir en una partitura.

Aquí, como en la mayoría de sus obra, la idea, el concepto, es más importante que la composición en sí. De esta manera John Cage nos invita a que reflexionemos en la cantidad y riqueza de sonidos que componen eso que denominamos “silencio”.

Para serenar la mente no hay mejor ejercicio que sentarse en un lugar más bien silencioso, incluso muy silencioso y dedicarse a "oir". Aguza el oido, no pienses en nada más, escucha : un perro, un vecino que tose, un motor que se enciende, un pájaro......Percibe todos estos sonidos como si de una pieza musical se tratara.

Que tengáis un buen día.
Montse

fuente: http://musicatic.wordpress.com/2007/09/30/a-john-cage-le-gustaba-escuchar-el-silencio/

Leer más...

domingo, 3 de enero de 2010

MI GTD PARTICULAR







He leído muchos artículos sobre  GTD y lo considero un método muy interesante  para aumentar nuestra productividad y organización diaria.

"GTD se basa en el principio de que una persona necesita borrar de su mente todas las tareas que tiene pendientes guardándolas en un lugar específico. De este modo, se libera a la mente del trabajo de recordar todo lo que hay que hacer, y se puede concentrar en la efectiva realización de aquellas tareas."

-Los principios del método GTD (Getting Things Done) son:
- Recopilar
- Procesar
- Organizar
- Revisar
- Hacer

 
Cuando empecé a leer blogs de productividad y que hablaban sobre este método, me quedé sorprendida.Yo lo utilizaba, ¡sin saberlo!.
Os cuento mi método:
Ante todo proveerse de una libreta, tipo Moleskine, y llevarla siempre encima. Cuando menos te lo piensas surge una idea, una tarea, una tienda con objetos curiosos. Sin más lo anotas, no importa mezclar direcciones con tareas, las medidas de una alfombra que te ha gustado, con que te has acordado que sería interesante elaborar un determinado informe para tu trabajo. Haces una raya que separe una cosa de otra y punto. Ahí tienes mucha información y junta, no desperdigada en papelitos y post-its. Cuando abres tu libreta, sin querer, ya das un vistazo a lo que tienes anotado. La libreta Moleskine es muy bonita, con páginas color crema, una solapa interior y se cierra con una goma elástica, no obstante, cualquier libreta puede servir, siempre que sea del tamaño adecuado, fácil de abrir y ligera.

Confecciona una lista de Tareas Pendientes. Coge una cuartilla: junta todos los papelitos, repasa tu agenda, haz memoria y ves anotando todo lo que tienes pendiente de hacer. Una cosa detrás de otra, luego ya distribuirás por urgente, importante y puede esperar;, pero ahora intenta juntarlo todo. Al hacerlo así, se descarga la mente, la vacías y evalúas exactamente que tienes por hacer. Es como vaciar un cajón y ver qué hay dentro.

Cuando tienes en tu cabeza metido todo lo pendiente de realizar, se crea tensión, esfuerzo por recordar y estrés,  no discernimos  ni el volumen  del trabajo ni las prioridades a seguir.
Esta lista siempre ha de estar abierta, en ella hay que ir anotando todas las nuevas tareas a realizar y tachando las que ya están hechas o que ya no las vas a hacer.Una vez hayas confeccionado la lista y no se te ocurra que más apuntar. Diversifica, pasa a tu agenda las llamadas, citas y reuniones. Establece el calendario. Puedes utilizar una agenda electrónica, tu ordenador, tu blackberry, si la tienes, o  la convencional de papel.

Opcionalmente, puedes hacer dos o tres listas más : Urgente, Importante, Puede esperar.
Depende de cada uno, yo no las necesito.

Aunque parezca complicado y laborioso no lo es. Como todo, requiere disciplina, primero en iniciar el método, confeccionar las listas y revisarlas periódicamente. Si se hace así, resulta  increíblemente productivo.Se gana un montón de tiempo y aumenta nuestra sensación de control y relax.

Y un truco final. Tengo un archivador, tipo fichero. Aquí concentro todo, mi lista de Tareas Pendientes, la pongo al principio y después abro fichas: Libros: que me han recomendado o deseo leer: Compras: cosas que quiero adquirir, aunque no sean prioritarias. Películas : por ver. etc. Al final del archivador guardo tarjetas y direcciones de tiendas que me han gustado. Las tarjetas de Restaurantes las guardo aparte, siempre con la fecha y con quíén he ido. (es una manera de saber si hace mucho tiempo que no he frecuentado un local, puede ya estar obsoleto).

Todo en este archivador, todo está ahí metido y mi mente se relaja y ya puedo empezar a trabajar de verdad.
Que tengáis un buen día.
Montse

Leer más...